Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. +56944762482

Blog de Chef Potro

Historias, recetas y técnicas culinarias...

Martes, 06 Agosto 2013 00:00

Los mantecados que hacía mi madre!

Escrito por

Viene el día de la madre y siento la obligación o la responsabilidad de retribuir, de una manera muy modesta, todo el cariño y entrega que la potranca madre siempre me ha dado de manera incondicional. Si yo tuviera que enumerar todo lo que le debo a esta mujer no habría megas ni hojas suficientes que contuvieran esa lista.

 

Como muchos sabrán yo soy santiaguino y vivo actualmente en la bella ciudad de Viña del Mar, pero toda mi familia y mayor cantidad de amigos vive en Santiago. Esta situación, a pesar de estar a dos horas de distancia, nos aleja un poco, sobre todo porque hoy en día lo que menos tenemos es tiempo libre. A que voy con todo esto, es muy probable que si hoy hubiese podido ir a mi ciudad natal, no estaría escribiendo este post. Así que de manera muy personal les mostraré el regalo que hoy le hago a la mujer más especial de mi vida.

Recuerdo mi infancia, específicamente cuando vivíamos en calle Moneda, Barrio Brasil, cada día que mi mamá hacía mantecados, hojuelas, galletas de avena o calzones rotos, éramos tres quienes arrasaban con toda su producción antes de que ella llegara del trabajo. Esos tres son su hijo menor y un hijo putativo, un amigo de toda la vida con el que tenemos otro sin número de historias y travesuras, y yo. La verdad es que no importaba lo que ella hiciera, algunas veces probaba alguna receta nueva y no le resultaba de la mejor manera, sin embargo, todo lo que nos preparaba desaparecía en cuestión de minutos. La mano de la Me, como le decimos de cariño, es especialmente adictiva. Tal vez era que al prepararnos esas cosas nos entregaba una cuota de cariño a cada uno de nosotros, y ese cariño lo recibíamos felices y lo queríamos todo de una vez. Debe ser porque nunca será suficiente el amor de madre que uno pueda recibir.

Dicho lo anterior, vamos por nuestros mantecados. Necesitamos 1/2 kilo de harina, 250 grs. de manteca, 80 grs. de azúcar flor, 1a 2 yemas, zeste de un limón y 1/4 de taza de vino blanco. Con estas cantidades debieran salir 12 buenos mantecados.

Lo primero, como profesionales que somos, es pesar todos los ingredientes y desplegarlos, de esta manera será imposible que nos equivoquemos, esto se llama mise en place.

Luego en un bolo mezclaremos con la ayuda de un mezquino o cuchara de palo (recuerden que este utensilio debe ser exclusivo para el uso de pastelería) el azúcar flor, el zeste o ralladura de limón y las yemas (yo utilicé una y media) hasta que se forme una masa.

Luego cerniremos el harina sobre la mezcla anterior y agregaremos la manteca derretida pero no muy caliente.

Seguiremos mezclando y agregaremos el vino blanco.

Luego de que los ingredientes están unidos amasaremos en el mesón hasta que la masa este bien unida, no se asusten por que la masa es un poco rara, se desmiga, eso es normal, no debemos amasar en exceso, ya que no queremos formar gluten,  la idea es que se deshaga en la boca.

Una vez unida la masa, la estiraremos con el uslero entre un y uno y medio centímetros grosor, y cortaremos con un cortapastas o un vaso ancho. No se preocupen si al estirarla se tiende a separar, simplemente deben ayudarse con las manos para mantenerla unida.

Luego pasaremos los discos a una lata de horno y hornearemos a unos 180°C por 15 minutos.

Los mantecados deben ser retirados el horno apenas estén cocidos, no deben dorarse, apenas vean que comienzan a tomar color deben parar la cocción.

Una vez horneados los mantecados les espolvoreamos abundante azúcar flor, que queden totalmente blancos.

Ya está listo, son muy sencillos de preparar y como se usa manteca, además son baratos. Un poco pesados pero muy ricos. La gracia, de esta especie de galletón, es que se puede conservar por mucho tiempo, evidentemente eso en mi casa no ocurría, y dudo mucho que hoy, ahora que tomaré desayuno, me coma sólo uno. Así que olviden lo de la conservación y preparen unos ricos mantecados chilenos para sus mamás, que ellas ya han cocinado mucho para nosotros.

Se merecen un muy feliz día, para mí mamá uno especial recordando sus cariños, y para todas las mamás que puedan leer este post les mando un gran abrazo.

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Chef Potro Lunes, 25 Abril 2016 22:49 publicado por Chef Potro

    Eso es normal, es una masa que se desmiga fácil, solo tienes que apretarla con las manos para que se junte, en caso que no te resulte agrega una cucharadita de agua fría.

    Reportar
  • Enlace al Comentario Amy Lunes, 25 Abril 2016 19:08 publicado por Amy

    si en la parte que dice unir me quedan un montón de migas que paso?

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Top 10